Bien Rico

Absolutamente Delicioso Este Pastel Salado Italiano ❤️

Que los italianos tienen una gastronomía fascinante, eso es indudable y no me refiero solo a la pizza, también a sus pastas, sus postres, sus licores y también a platos como este que te traigo hoy aquí. Un gratinado super sencillo a la par que delicioso que estoy segura de que te va a encantar, se hace de manera rápida y está buenísimo, te invito a que lo pruebes y disfrutes de su exquisito sabor.

Ingredientes:

  • 400 g de carne picada
  • 350 ml de leche
  • 150 g de puré de patata en copos
  • 80 g de paté de hígado de cerdo
  • 25 g de mantequilla
  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de vino blanco
  • 3-4 cucharadas de tomate frito
  • Queso rallado al gusto
  • Queso parmesano en polvo al gusto
  • Aceite 
  • Sal

Ingredientes bechamel:

  • 600 ml de leche
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de harina
  • Nuez moscada
  • Sal

Elaboración:

PASO #1: Prepara la bechamel lo primero porque la vamos a necesitar para la siguiente elaboración. Para ello, coloca la mantequilla en un cazo y calienta a fuego medio-bajo hasta que se derrita.

PASO #2: Añade la harina de un solo golpe y remueve bien con ayuda de unas varillas. Deja que se cocine entre 2-5 minutos, hasta que empiecen a salir unas burbujas con los bordes blanquecinos.

PASO #3: Ahora vete añadiendo la leche en pequeñas tandas, yo lo suelo hacer en 2-3, y vete removiendo. Verás que espesa enseguida, en ese momento, añade más leche y remueve. Cuando ya hayas incorporado toda la leche, deja que se cocine hasta que adquiera la textura de una salsa bastante espesa. Cuando ya esté hecha, añade sal y nuez moscada al gusto y reserva. Es posible que durante el reposo la bechamel espese si eso sucede, se puede solucionar facilmente añadiendo más leche. Tened cuidado porque esto puede modificar el punto de sal.

PASO #4: Ahora vamos a preparar el puré de patata y lo vamos a hacer siguiendo las instrucciones del fabricante, aunque he de decir que yo normalmente modifico las instrucciones a mi gusto. De hecho, en las instrucciones me pide que mezcle agua con leche y yo solo he añadido leche y siempre le echo una nuez de mantequilla al final porque le da otra textura y sabor diferentes.

PASO #5: Pica la cebolla finamente y reserva. Pica también el ajo. Como ya os he dicho en otras ocasiones yo le quito el germen al ajo para evitar que me repita en exceso, al final de este vídeo veremos más información al respecto y descubriremos si en realidad, sirve de algo hacerlo o estamos perdiendo el tiempo.

PASO #6: Pon un chorrito de aceite en una sartén y cocina la cebolla y el ajo a fuego medio-bajo hasta que se pochen, puedes añadir un poco de sal para ayudar a que se pochen mejor.

PASO #7: Cuando ya estén hechos, bien blanditos, sube el fuego a medio-alto, añade la carne picada y deja que se cocine hasta que deje de estar de color rosa. Ahora añade el paté de hígado de cerdo y remueve bien. El paté le dará un sabor intenso y delicioso a la mezcla de carne y verdura. Si no queréis que vuestro plato quede en exceso graso podéis optar por usar una paté light, como es mi caso.

PASO #8: Ahora añade el vino blanco, remueve de nuevo y deja que se cocine todo junto durante unos 5 minutos para que se evapore el alcohol. Añade ahora 2-3 cucharadas de tomate, al gusto. Añade también unas cucharadas de la bechamel que tienes reservada y mezcla bien. Cuando añadimos bechamel a la mezcla logramos que quede más cremosa y sabrosa. Pon a precalentar el horno a 200ºC.

PASO #9: Prepara una fuente apta para horno y coloca en el fondo una capa de puré de patata. Pon encima la carne picada y otra capa de puré. Si quieres puedes combinar las capas a tu gusto, puedes poner abajo una capa de carne y todo el puré encima o alternar varias capas de puré con varias capas de carne, a vuestro gusto.

PASO #10: Finalmente, añade una capa de salsa bechamel, unas gotitas de tomate frito aleatoriamente, este paso es prescindible pero yo os recomiendo hacerlo, le da un toque muy especial de sabor. Añade queso rallado al gusto y queso en polvo también al gusto.

PASO #11: Mete al horno y deja que se gratine durante 10 minutos aproximadamente o hasta que se dore un poco y se derrita el queso. Si os gusta más doradito lo podéis dejar en el horno por más tiempo.

Y ahora vamos con la información que os comentaba anteriormente.

Retirar el germen del ajo ¿Sí o no?

En muchas ocasiones en este canal he comentado la importancia que tiene retirar el germen para que el ajo no repita en exceso o no sea indigesto pero…¿Cuánto hay de verdad en esta afirmación?

Seguro que más de uno de vosotros habéis oído esta  información en más de una ocasión y que muchos de vosotros también retiráis el germen pero al parecer, se trata d euna leyenda urbana, algo que en realidad tiene poco de cierto. Sí, yo también aluciné aunque entiendo por qué. Os comento un poco por encima la razón de todo esto.

Resulta que la composición del germen del ajo es exactamente la misma que la del resto del ajo por lo que retirarlo no evitará que nos repita o que nos sea indigesto. Lo que sí es cierto es que cuanto más viejo es el ajo, más intenso es el sabor del germen. Es decir, que si retiramos el germen es por una cuestión de no pasarnos con el sabor ajo no por evitar que éste no siente peor o mejor. En definitiva, si el ajo te es indigesto, evítalo, quitar el germen no lo hará más digestivo ni menos dañino para tu estómago. Y sinceramente, esta teoría me parece mejor que la anterior, por el simple y mero hecho de que a mi el ajo no me sienta muy bien y que retirar el germen nunca hizo que me sentara mejor así que…es evidente que ese no es mi problema con el ajo. 

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario