Bien Rico

Así Tienes Que Usar La Miel Para Una Ensalada Superior ¡¡¡Esto No Es Normal!!!

Hoy vamos a hacer una receta de una ensalada con aderezo de miel y mostaza que está delicioso y que les encantará incluso a aquellos que odian las ensaladas, se chuparán los dedos.

Ingredientes: 

  • 4 cucharadas aceite de oliva
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de vinagre
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de sal

Elaboración:

PASO #1:  Coloca la miel en un cuenco y caliéntala en el microondas a máxima potencia durante un minuto aproximadamente.  Cuando la miel ya esté caliente, mézclala con la mostaza. Yo he utilizado una tipo Dijon pero puedes utilizar una que te guste más. Remueve bien hasta que ambos ingredientes estén completamente integrados.

PASO #2:  Añade ahora el aceite y vete añadiéndola poco a poco en un hilito y sin parar de batir hasta que se integre por completo y quede como una especie de pasta bastante densa.  No os preocupéis porque luego, cuando añadamos el vinagre, quedará más líquida.

PASO #3: Añade ahora el vinagre, la pimienta negra al gusto y la sal y remueve bien hasta que todos los ingredientes se hayan integrado por completo.  Guarda esta mezcla en la nevera hasta el momento de su uso, si quieres la puedes meter en un tarro hermético y guardarla por varios días. 

  1. Usa el vinagre que quieras, no es estrictamente necesario que utilices uno u otro. Yo a veces lo hago con vinagre de sidra de manzana, como lo he hecho hoy, y otras veces lo hago con un vinagre balsámico, según me apetece ese día.
  1. Si utilizáis una miel de poca calidad yo os aconsejo que utilicéis un aceite de oliva sabor suave para que el aceite no enmascare el sabor de la propia miel. Sin embargo, si vais a utilizar una miel de gran calidad y con un sabor muy potente podéis utilizar un aceite de oliva virgen extra que sería lo más recomendable para este tipo de aliños.
  1. Como ya habéis visto, esta receta lleva mostaza, pero no tenéis porqué utilizar necesariamente una mostaza Dijon como la que he utilizado yo.  Podéis utilizar una líquida normal de toda la vida o incluso una dulce como la que venden en el Ikea que está riquísima y en casa nos encanta.
  1.  Es muy importante que emulsionemos bien la mezcla para que quede perfectamente integrada y luego de un sabor más uniforme a nuestra ensalada.  Es decir,  es muy importante el paso de ir añadiendo el aceite en un hilito poco a poco y removiendo sin parar con unas varillas manuales, así conseguiremos que todos los ingredientes se integren y se emulsione el aceite un poquito.  No se trata de que quede tan emulsionado como con una mayonesa pero sí que coja ligera consistencia 
  1. Si las especias que he utilizado yo no son de tu agrado, puedes utilizar otras que te gusten más como el orégano,  que le da un toque muy especial a las ensaladas o puedes añadir también si quieres un poquito de Chía que es muy saludable .

Ingredientes ensalada: 

  • Lechuga
  • cebolla crujiente
  • tomate natural
  • Queso de cabra
  • nueces
  • Pasas
  • Pimiento asado

Elaboración: 

PASO #1: Lo primero que tenemos que hacer es poner a remojo la lechuga.  Para ello, la  cortamos en pedazos y la introducimos en el centrifugador.  Luego añadimos bien de agua hasta que quede cubierta y dejamos que repose así durante al menos media hora. Si tienes una lechuga del pueblo o de una huerta particular, te recomiendo que añadas también un chorrito de vinagre para matar los bichos que pueda tener y desinfectar la verdura. 

PASO #2: Pica ahora el pimiento asado al gusto.  Yo utilizo uno tipo morrón embotado pero podéis utilizar el que prefiráis. 

PASO #3:  Coloca la lechuga en una ensaladera y añade el tomate picado.  Añade también el pimiento picado al gusto.  Ahora, con ayuda de tus manos, desmiga el queso de cabra. Yo he utilizado una de rulo de los que vienen sin piel pero podéis utilizar el que más os guste.  A mí  para este tipo de ensalada me gusta más utilizar este porque tiene un sabor menos invasivo que el otro.

PASO #4:  Añade ahora las nueces que yo las pico un poquito con mis manos para que no queden en trozos tan grandes.  Añade ahora pasas al gusto, que a mí me gusta echar bastantes porque me encanta el contraste dulce salado entre las pasas y el queso de cabra.  Y finalmente, echa un poco de cebolla frita de la que venden en botes en el Ikea y en  algunos supermercados aunque también la puedes añadir fresca si lo prefieres.

PASO #5:  Finalmente, riega con el aliño que preparamos antes y ya la tienes lista para comer.  Me gusta utilizar este tipo de aliños dulces en ensaladas también de este tipo en las que el contraste dulce salado es el protagonista.  Es decir lo suelo utilizar en ensaladas que suelen llevar queso de cabra aunque puedes utilizar este aliño para tu ensalada favorita,  la que tú prefieras.

Mira el paso a paso aquí:

 

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS