Bien Rico
Cómo Conservar El Ajo Fresco Hasta 6 Meses

Cómo Conservar El Ajo Fresco Hasta 6 Meses

Los ajos son uno de esos condimentos imprescindibles en una cocina, yo no concibo mi cocina sin ellos y es por eso que me parece super importante saber cómo conservarlos adecuadamente para que nos duren por más tiempo en perfectas condiciones. Además, el ajo es muy saludable por diversas razones que os detallaré al final de este vídeo.

Vamos a ver dos métodos de conservación para que escojáis aquel que más os gusta o que os parece más cómodo.

MÉTODO DE CONSERVACIÓN NÚMERO 1

Este procedimiento es el más simple porque es el más rápido y el menos laborioso, es sí, en este caso, el tiempo de conservación será menor que con el segundo método. Con esta técnica conseguiremos que nuestros ajos se conserven en perfectas condiciones durante 3 meses. El procedimiento es bien sencillo:

PASO #1: Toma la cabeza de ajos, o cabezas, que quieras conservar. Separa bien cada ajo y pélalo. Desecha los que muestren imperfecciones, esos no nos servirán pero no te preocupes, puedes guardarlos para usarlos con el otro método.

PASO #2: Una vez que ya tengas los ajos limpios colócalos en un tarro de cristal esterilizado. Los puedes esterilizar hirviéndolos en agua durante 30 minutos (incluída la tapa, que también deberá estar esterilizada para evitar la contaminación cruzada).

PASO #3: Coloca los ajos pelados en el bote y rellena con agua hasta arriba. Es muy importante que queden completamente cubiertos, en caso contrario, los ajos que no queden rodeados de agua se estropearán rápidamente. Luego cierra el tarro y guárdalo en la nevera. 

MÉTODO DE CONSERVACIÓN NÚMERO 2

Este otro procedimiento requerirá un esfuerzo mayor que el anterior, aunque tampoco mucho más. 

PASO #1: Al igual que hicimos antes, tendremos que separar bien los ajos y pelarlos. En este caso puedes aprovechar los ajos estropeados del método anterior, tan solo tendréis que retirar la parte del ajo que se ve mal.

PASO #2: Pica los ajos del tamaño que tú quieras y reserva. 

PASO #3: Prepara un cubitera y rellena cada uno de los huecos con el ajo picado, echa tanto como quieras en cada una de ellas pero tampoco te excedas porque no queremos que rebosen cuando luego los rellenemos con aceite.

PASO #4: Sí, así de simple, ahora rellenamos con aceite procurando que queden bien cubiertos y los llevamos al congelador.

Con este otro método conseguiremos conservar el ajo al menos durante 6 meses. Sí que es cierto que en realidad, se conserva por más tiempo pero transcurridos los 6 meses, el ajo perderá sabor y propiedades así que lo ideal es no exceder el tiempo para evitar que nuestros ajos dejen de ser sabrosos y saludables.

Cuando los queramos usar no hará falta descongelarlos, bastará con echarlos directamente a la sartén o a la olla si lo vamos a usar para un sofrito o como base d euna receta.

Por cierto, este mçetodo lo podéis utilizar con otras especias y funciona también a la perfección, yo lo uso con perejil, cilantro, albahaca…de hecho, muchas veces suelo preparar una mezcla de ajo y perejil ya que son la base de muchas recetas y no solo puedo conservar ambos ingredientes en perfectas condiciones, también agiliza el cocinado, aunque solo sea ligeramente.

Como os comentaba antes, el ajo tiene muchísimas propiedades que son beneficiosas para nuestro organismo, propiedades que muchos desconocemos y que deberíamos saber para ser conscientes de la importancia que puede llegar a tener en nuestra dieta. Veamos algunas de ellas:

Seguro que en alguna ocasión has oído que el ajo es un antibiótico natural, y puede que parezca una exageración, pero lo cierto es que es verdad. El ajo tiene un alto contenido en alicina, un potente antibacteriano que dejará a nuestro organismo libre de bacterias y evitará por lo tanto la aparición de numerosas enfermedades. Por otro lado, la alicina combate las infecciones respiratorias con gran efectividad así que tenlo en cuenta si sufres de catarro o problemas respiratorios con frecuencia.

Por otro lado, se están haciendo investigaciones porque se cree que el ajo es un potente antiviral, es decir, evita que cojamos enfermedades tales como el catarro o la gripe. Pero como ya he mencionado anteriormente, todavía se está investigando su efecto en estos casos así que no puedo decir nada concluyente al respecto.

Lo que sí está más que demostrado es que es un potente antifúngico, evita la aparición de hongos y no solo en nuestro organismo, también en las plantas y en nuestros huertos. Cierto es que no todos los hongos son sensibles al ajo, los hay que proliferan igualmente aunque haya presencia de ajo, pero en la mayoría de lso casos, así es.

También ha demostrado ser un alimento esencial a la hora de controlar problemas de hipertensión y eso se debe a uno de sus compuestos esenciales, el sulfuro, que facilita la producción de componentes naturales que relajan las venas y arterias y que permiten que la sangre fluya mejor.

Por otro lado, también reduce el colesterol malo, seguro que en alguna ocasión habréis oído decir a alguien que toma cápsulas de ajo para regular el colesterol, pues esta es la razón. 

Finalmente, también me gustaría añadir que es un gran antioxidante que evita la aparición de enfermedades degenerativas o el envejecimiento prematuro  que también es un potente antitóxico que ayuda a eliminar los metales pesados de nuestro organismo.

Como veis, un alimento esencial en nuestra dieta. Eso sí, no es sustituto de un tratamiento médico sino un apoyo, un refuerzo para un tratamiento profesional. Si tienes algunos de los problemas anteriormente mencionados, toma el tratamiento recomendado por tu médico y refuérzalo con el consumo de ajo. 

Mira cómo se hace paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario