Bien Rico

¿Crees Que Sabes Hornear Pollo? Entonces Mira Esta Receta

El pollo asado es una exquisitez a pesar de ser una de las carnes más baratas que hay en el mercado. Cuando un pollo está bien cocinado, su sabor se potencia hasta límites insospechados y podemos disfrutar tanto como comiendo un plato de alta cocina, o al menos a mi es lo que me pasa y especialmente, con esta receta que os traigo hoy aquí, que la disfrutéis mucho porque está buenísima.

Ingredientes:

  • 1 pollo entero limpio, sin vísceras
  • Patatas al gusto
  • Cebolla (yo he usado chalota)
  • Pimiento rojo
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

En este vídeo voy a seguir la técnica de HESTON BLUMENTHAL, el dueño del restaurante “The fat duck” galardonado con tres estrellas michelín. Queda espectacular pero los tiempos de horneado son bastante largos, de todos modos, os propondré una manera alternativa de cocinarlo para los que no queréis tener tanto tiempo el horno encendido.

PASO #1: Asegúrate de que el pollo esté limpio, quita cualquier pluma que pudiera haber con ayuda de un soplete de cocina o como te sea más cómodo.

PASO #2: Echa sal al gusto en el interior, y solo en el interior. Tiene una explicación muy sencilla. La sal atrae la humedad y si la echamos por la parte exterior del pollo corremos el riesgo de que la humedad se concentre en la piel y luego nos quede blanda y no crujiente.

PASO #3: Ahora vamos a echar pimienta también por dentro y por fuera del pollo. Masajéalo un poco para que se adhiera mejor a la piel del pollo. Yo no le quito la colita al pollo porque a mi padre le encanta, pero si no os gusta la podéis retirar, me refiero a esta parte de aquí. Ahora lo vamos a dejar reposar una hora para que los condimentos penetren mejor en la carne y luego sea más sabrosa.

PASO #4: Ahora prepara las verduras, pela las patatas y córtalas en trozos más bien grandes dado que las vamos a cocinar junto con el pollo y no queremos que queden pasadas. Si no queréis utilizar verduras de acompañamiento podéis hacerlo, no os preocupéis. Pica también la zanahoria, previamente pelada, los ajos y el pimiento rojo y reserva.

PASO #5: Engrasa la bandeja del horno con un poco de aceite y coloca las verduras encima bien esparcidas, añade sal y pimienta al gusto, un chorrito de aceite y un chorro de vino blanco. Pon a precalentar el horno a 90ºC.

PASO #6: Ahora echamos un chorrito de aceite y engrasamos toda la parte exterior del pollo, también podemos hacer esto con agua. En este caso la humedad se evaporará rápidamente, no os preocupéis porque no hará que la piel quede blanda al contrario de lo que pueda parecer. No es el mismo caso que la sal.

PASO #7: Coloca la bandeja con las verduras en la parte inferior del horno, y el pollo lo pondremos sobre la rejilla, a media altura. Hornea el pollo a 90ºC durante 90 minutos. Ya os había comentado que esta receta llevaba unos tiempos de horneado muy dilatados pero luego os diré cómo hacer una versión express de esta receta, mucho más rápida en caso de que no queráis tener el horno encendido por tanto tiempo. Como ya os dije antes esta es la receta de Heston Blumenthal y él dice que al hornearlo a esa temperatura baja por un tiempo bastante prolongado, lo que conseguimos es que los jugos del pollo se queden en el interior y que por lo tanto, quede más jugoso y más tierno, y…yo que lo he probado con esta técnica os aseguro que es verdad. Es espectacular.

PASO #8: Transcurridos los 90 minutos, sacamos el pollo del horno y lo dejamos reposar 45 minutos a temperatura ambiente.

PASO #9: Sube la temperatura del horno a 200ºC y cocina las verduras hasta que estén completamente hechas, luego sácalas del horno y resérvalas.

PASO #10: Transcurridos los 45 minutos de reposo, sube la temperatura del horno a máxima potencia, que suelen ser 250ºC, y cocina el pollo 10 minutos por cada lado.

Y ya está, nuestro pollo está listo para comer. Sin duda os recomiendo que probéis esta técnica, el pollo queda brutal, espectacular, sin duda, la mejor receta de pollo asado que yo he hecho en mi vida. Pero como os comentaba antes, entiendo que no todo el mundo tiene tiempo o ganas de hacerlo siguiendo esta metodología, está claro que supone un gasto importante de electricidad y con otras recetas más rápidas queda super rico también así que os comparto como lo suelo hacer yo cuando no quiero invertir tanto tiempo en su elaboración.En ese caso, lo horneo a 180ºC con calor por arriba y por abajo a media altura, 30 minutos por cada 500 g de peso y dándole la vuelta la mitad del horneado.

En el caso del pollo relleno, añado 15 minutos más por cada lado aproximadamente. Os dejo mi receta de pollo relleno, en el que también os enseño a deshuesarlo, en el cajetín de la descripción aquí abajo.

Seguro que alguien se ha preguntado a lo largo de este vídeo por qué no he bridado el pollo. Cuando bridamos el pollo, los tiempos de cocción varían y se hacen en cierta medida, un poco más incontrolables, resulta complicado conseguir que la parte interna de los muslos se cocine igual que otras partes del pollo. Sí que es cierto que para la presentación queda mucho más bonito bridado, con las alitas y los muslos bien pegados al cuerpo, pero la cocción del pollo no es tan uniforme y por lo tanto, tampoco lo es el resultado final. Os pido disculpas porque se me olvidó grabar el pollo abierto, pero os aseguro que queda perfectamente cocinado, en su punto, bien tiernito y jugoso. Que lo disfrutéis.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario