Bien Rico

Curso Gratuito Para Principiantes ¡¡Aprende A Ablandar La Carne Y Otros Trucos!! (parte 3)

Y vamos con la tercera parte de nuestro curso básico de cocina en el conoceremos lo esencial y un poquito de más de las bases de la cocina. Hoy vamos con las carnes y las distintas técnicas y trucos para que quede perfecta. Espero que os guste y os sea muy útil.

ANTES DE COCINAR, ABLANDAR LA CARNE

Para ablandar la carne podemos hacer varias cosas:

  1. Espalmar la carne lo que quiere decir que la vamos a golpear bien sea con un mazo, con un rodillo o con espalmador. Lo que conseguimos con esto es que se rompan las fibras que componen la carne y conseguimos que quede mucho más blandita.
  2. Marinar la carne en leche o yogur. Eso también funciona para conseguir que quede mucho más tierna y jugosa. Marinamos en leche o yogur y la dejamos reposar 2 horas, luego escurrimos y cocinamos con normalidad.
  3. También podemos marinar la carne con ácidos que pueden ser vinagre, zumo de limón, zumo de naranja, zumo de piña, vino o sidra. Lo dejamos reposar sumergido en el líquido entre 1 y 12 horas. Para el pollo una hora,  para el cerdo 4 horas,  para la ternera 8 horas y para el cordero 12. 

CÓMO COCINAR LA CARNE DE POLLO CORRECTAMENTE

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando cocinamos pollo es que debe quedar perfectamente cocinado,  es decir,  no es como la carne de ternera, tenemos que procurar que quede completamente hecha en el interior.  Por eso, lo más recomendado es cocinarlo a temperatura media-baja  y subir la temperatura al máximo al final de la cocción para que se dore por el exterior.  Si lo cocinamos a temperatura alta se dorará rápido por fuera y quedará crudo por dentro. Lo ideal es que, mientras lo cocinamos, la temperatura interior de la carne sea de 74ºC pero resulta complicado controlar la temperatura cuando no tenemos termómetro de cocina. Pero podemos controlarla haciendo cortes en la carne, si sale un jugo rojo significa que la carne necesita cocinarse por más tiempo y si por el contrario sale rosita o transparente significa que ya está prácticamente hecho o que ya se ha hecho del todo.

Por otro lado, también es importante que tengamos en cuenta que retirar los huesos del pollo hace que quede menos jugoso,  eso no significa que vaya a estar seco pero afectará ligeramente al resultado final. 

Lo ideal sería cocinar las piezas de pollo de tamaño similares para que se cocinen de manera uniforme.

CÓMO COCINAR LA CARNE DE CERDO CORRECTAMENTE

Igual que sucede con la carne de pollo la carne de cerdo también tiene que quedar perfectamente cocinada, en caso contrario podrían aparecer bacterias que podrían llegar a ser dañinas para nuestra salud.

Por otro lado,  es más aconsejable cocinar la carne de cerdo de una manera que de otras.  Veamos cuáles son las más indicadas.

Lo esencial que debemos tener en cuenta es que si la cocción de la carne de cerdo es muy intensa se perderán las vitaminas que hay en su interior por lo que, sea la que sea la técnica que escojamos para cocinarlo, es importante que sea una técnica que nos permita controlar la temperatura de la cocción de la carne.

Dicen que la manera ideal de cocinar el cerdo es asado porque, aunque perdamos parte de la proteína, conservaremos las sales minerales y gran parte de las vitaminas si no lo hacemos a muy altas temperaturas. Lo ideal sería que quedara perfectamente cocinado por fuera y un poquito rosita por el centro. Sé que he dicho antes que la carne de cerdo debe quedar perfectamente cocinada y efectivamente así es pero si conseguimos que la carne quede rosadita lograremos eliminar las bacterias peligrosas.

Como menos se recomienda cocinar la carne de cerdo es hervida porque así perderíamos no solo las sales minerales sino también las vitaminas.  La carne de cerdo frita por otro lado hace que las vitaminas desaparezcan, conserva las sales minerales pero aporta un extra de grasa que no es muy recomendable.  En definitiva, las formas más recomendadas son asada, a la parrilla, a la plancha o en un asador y como menos se recomienda es frita, cruda o en conserva. 

CÓMO COCINAR LA TERNERA CORRECTAMENTE

Las maneras ideales de cocinar la ternera correctamente son bastante parecidas a las del cerdo,  pero en este caso no necesitamos que quede perfectamente cocinado por el centro. Lo ideal, de hecho, es que queda un poquito crudita por el centro para mantener más vitaminas.  Las maneras ideales de cocinar la carne de ternera es asada, a la plancha o a la parrilla y en el horno,  así es como más conserva sus propiedades. 

Como menos se recomienda es frita, porque perderíamos gran parte de los componentes beneficiosos.

Veamos ahora cuáles son los errores que cometemos en general al cocinar las carnes; cosas a las que debemos prestar atención porque muchos no lo conocemos.

COMPRAR CARNE DE CALIDAD

Sé que esto es una obviedad pero muchas veces, por no ir a más de una tienda, compramos todo en el supermercado que tenemos más cerca y muchas veces la calidad de esa carne es muy mala.  Cuanto mejor sea la carne, mejor será el resultado y también mejores serán los beneficios que podemos obtener de ella.

CARNE HÚMEDA ANTES DE COCINAR

Si queremos que la carne se cocine adecuadamente tenemos que procurar que esté bien seca para que sea ella misma la que entre en contacto con la sartén que estamos utilizando y no los jugos.  Si por el contrario la carne está muy húmeda se cocinarán los jugos y se cocerá en lugar de dorarse.

DARLE VUELTAS A LA CARNE SIN PARAR

Si le damos vueltas a la carne sin parar es probable que esas piezas de carne nos quedan un poquito secas. Lo ideal es solo dar la vuelta una vez durante el cocinado, una por cada lado. Colocar la carne, esperar a que se dore, darle la vuelta y esperar a que termine de cocinarse.

DEJA QUE LA CARNE SE TEMPLE

Si queremos que nuestra carne quede bien tierna es importante que la atemperemos antes de cocinarla es decir, lo ideal es sacarla 30 minutos del frigorífico antes de cocinarla así conseguiremos que el cambio de temperatura sea menos brusco y que por lo tanto la carne quede más tierna.

CALIENTA BIEN LA SARTÉN

Echa la carne cuando la sartén ya está bien caliente para que se forme una costra doradita en el exterior y quedé jugosa. Al formar una costra evitamos que los jugos del interior de la carne salgan al exterior. Sin embargo, si la cocinamos a fuego muy suave desde el principio conseguiremos que esos jugos que están en el interior de la carne salgan y que por lo tanto nos quede mucho más seca.

NO COCINAR EN EXCESO

Es preferible dejar la carne un poco crudita a pasarnos con la cocción. La carne cruda tiene solución, la carne pasada no, así que mucha precaución con esto.

MALA UTILIZACIÓN DE LA SAL

Cuando cocinamos piezas de carne finitas debemos echar la sal al final de la cocción.  Cuando añadimos sal, la carne libera los jugos más rápidamente. Si la carne que estamos cocinando es gruesa, no notaremos la diferencia pero si por el contrario es fina notaremos que queda más  seca.

Y ya hemos visto la mejor manera de cocinar las principales carnes,  nos vemos en el siguiente vídeo. 

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario