Bien Rico

El Que Tuvo La Genial Idea De Estrujar La Col Se Merece Un Monumento

Hoy vamos a hacer uno de mis platos alemanes favoritos por diversas razones. Primero y más importante, porque está delicioso, segundo porque es un alimento probiótico súper sano y que hace que mi digestión sea muy ligera y sin complicaciones y finalmente porque me parece una receta muy fácil y también muy satisfactoria porque da mucho gusto ver como tú mismo eres capaz de hacer un fermento de manera sencilla. No os perdáis esta receta, estoy segura de que os va a encantar.

Ingredientes:

  • ½ col o berza
  • 15 g de sal por cada kilo de col

Elaboración:

PASO #1:  Retira las partes exteriores de la col, las hojas que están especialmente dañadas.  Reserva alguna de las hojas exteriores que estén en perfectas condiciones porque las vamos a usar más adelante.  Corta lo que resta de la col en tiras finas, en juliana, y cuando ya la hayas cortado, colócala en un cuenco bien amplio.

PASO #2:   Añade la sal según corresponde al peso y con ayuda de tus manos vete estrujando la col durante cinco o diez minutos o hasta que veas que ha soltado el líquido suficiente como para cubrir toda la Col. Se os cansarán los dedos, paciencia.  Ahora vamos a preparar los botes, así que deja que repose mientras tanto.

PASO #3:  Pon abundante agua a hervir en una cazuela, introduce los botes de cristal para esterilizarlos incluidas las tapas que también necesitamos que estén bien esterilizadas para evitar la contaminación.  Deja que los botes hiervan con el agua durante 30 minutos.  Transcurridos los 30 minutos saca los  botes del agua pero no los pongas bajo el agua fría o seguramente explotaran.

PASO #4: Cuando los botes se hayan enfriado un poco, rellénalos con la col cortada y cubre la parte superior del bote con el líquido que soltaron cuando la estrujaste.  Ahora con ayuda de un mortero o de una cuchara, de lo que tú quieras, presiona hacia abajo para que desaparezcan las burbujas de aire que puedan quedar en el interior. No tiene que quedar ni una sola burbuja o nuestro chucrut se estropeará.

PASO #5:  Cubre la parte superior de los botes con las hojas de col en buen estado que reservaste antes, esto lo hacemos para que las tiras de col no floten y se estropeen. Ahora cierra bien los botes y guárdalos en un lugar fresco y oscuro donde no reciba la luz directa del sol.  Deja que reposen así durante un mes que es el tiempo que necesita la col para fermentar.

Escoge unos botes que cierren bien, si el bote no queda bien cerrado o si los botes no cierran bien, el chucrut se echará a perder.  No os preocupéis, si el chucrut se ha estropeado se identifica fácilmente porque huele muy mal y tiene un olor muy malo. Como este que veis aquí, yo no me di cuenta de que no había quedado bien cerrado y el chucrut se pudrió y huele muy mal.  Sí que es cierto que el chucrut en buen estado tiene un olor extraño pero no malo.

Y ahora os voy a contar qué es lo que hago yo con este chucrut. Os voy a enseñar la receta que más solemos hacer en casa porque es rápida y sencilla y está súper rica.

Ingredientes:

  • 1 bote de chucrut casero
  • Salchichas frankfurt al gusto
  • ½ kg de patatas, si puede ser, variedad ratte
  • Pimienta blanca molida
  • Nuez moscada
  • 250 g de mantequilla
  • 30 ml de leche
  • Agua
  • Sal

Elaboración:

PASO #1:  Lava bien las patatas para retirar la tierra que puedan tener en la piel.  Vamos a cocer las patatas. Aquí abajo en el cajetín de la descripción os dejo un vídeo en el que os cuento todos los secretos para que las patatas os queden siempre perfectamente cocidas. No dudes en hojearlo porque contiene información muy interesante.  Coloca las patatas en una olla con sal y deja que se cocinen hasta que estén listas. Pinchalas con un cuchillo para comprobar que estén completamente hechas; si la patatas oponen resistencia significa que las patatas necesitan cocerse por más tiempo y si por el contrario el cuchillo entra con facilidad en la carne de la patata significa que ya están listas para sacarlas del agua.  Reserva.

PASO #2:  Pela las patatas y aplastalas con ayuda de un utensilio como el que estoy utilizando yo o también podéis utilizar una batidora convencional o un pasapurés, lo que tengas o te sea más práctico.

PASO #3:  Pon la leche a calentar en un cazo o en el microondas pero sin que llegue a hervir.  Pon la patata ya triturada en otra olla y deja que se caliente durante 5 minutos removiendo con frecuencia. Con esto lo que pretendemos es retirar la humedad de la patata.  Cuando ya esté lista, añade la mantequilla cortada en trocitos y remueve bien hasta que ambos ingredientes se mezclen por completo.

PASO #4:  Ahora añade la leche poco a poco y sin parar de remover, a ser posible con unas varillas para que se vayan deshaciendo los grumos.  Finalmente, para que el puré quede más finito, tritúralo con la batidora,  prueba de sal y rectifica si lo consideras necesario.

PASO #5:  Pon abundante agua calentar en una olla y añade el chucrut. Deja que se cocine 5 minutos desde que empiezan a salir las primeras burbujas del hervor y cuando hayan pasado los 5 minutos, retira el agua por completo y reserva.

PASO #6:  Ahora pincha las salchichas con un tenedor o con un cuchillo o un palillo y cocinalas en la plancha hasta que estén doraditas. Reserva.

En un plato coloca un poco de chucrut, un poco del puré de patata y un par de salchichas.  Cómelo mezclando un poco de cada ingrediente, así es como está más rico. En casa nos encanta aunque también está buenísimo si lo cocináis con un codillo asado, así ya es espectacular.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario