Bien Rico

El Truco De La Cocción Lenta Para Unas Alitas Jugosas, Mira Lo Que Tienes Que Hacer Al Cocerlas

¿A quién no le gustan unas alitas de pollo bien crujientitas? Además de a los vegetarianos, que esto es algo como muy obvio…A mi desde luego me encantan pero siempre me da la sensación de que quedan como…un poco secas por dentro. Que tampoco me molesta en exceso, pero…me gustaría que quedaran más jugosas y…al final lo he conseguido, jugositas por dentro y crujientitas por fuera ¿Quieres saber cómo? Presta atención.

Para hacer esta receta he utilizado una olla de cocción lenta, o crockpot, pero también os explicaré cómo podéis hacerlo sin ella.

Hoy he decidido hacer una receta de pollo frito normal, un poco especiado, para no complicarme en exceso. Como se trataba de una prueba, tampoco quise darle más elaboración por si era un fracaso, que finalmente, no lo fue.

Ingredientes:

  • Alitas de pollo
  • Pimienta negra
  • Pimentón
  • Orégano
  • Ajo en polvo
  • Sal
  • Aceite para freír y para la olla.

Elaboración:

Como ya os dije, he utilizado una olla de cocción lenta, he puesto un chorro de aceite en el interior de la olla y he colocado las alitas de pollo encima, las he cocinado durante 2 horas y media a temperatura alta. 

Pero como ya os dije, es probable que no dispongais de una olla de estas pero podemos lograr el mismo efecto en una olla convencional, pero en ese caso, tendremos que disponer de un termómetro de cocina que nos permita controlar la temperatura de cocción. De todos modos, si no dispones de termómetro tampoco no te vayas, al final de este vídeo te mostraré dos recetas de pollo que también quedan muy jugosas y ricas sin necesidad de usar ninguno de estos utensilios.

Pero como iba diciendo, también lo podéis hacer en una olla convencional. Disculpadme que esto no esté grabado porque…bueno, es obvio, tengo una olla de cocción lenta y no necesito esto para poder cocinarlo. Pero bueno, os explicaré el procedimiento porqu ees bien sencillo y no necesitáis verlo en realidad para saber cómo se hace.

Tendremos que introducir un chorrito de aceite en una bolsa que podamos sellar al vacío o una de autocierre de toda la vida. Introduce el pollo en el interior, cierra bien (haz el vacío si tienes la posibilidad de hacerlo) y reserva.

Pon agua calentar en una olla a fuego medio, introduce la bolsa con el pollo y vete controlando la temperatura del agua para que esté aproximadamente a 70 grados. Tendrás que estar un rato controlando la temperatura hasta que veas que se estabilice. Una vez estabilizada, deja que se cocina 2 horas y media.

Transcurrridas las dos horas y media así es como queda el pollo, casi perfectamente cocinado, pero con un color paliducho poco apetecible. Ahora es cuando las vamos a “adobar” con un poco de especias variadas para darles un toque especial de sabor. Sácalas de la olla, o de la bolsa de cocción y sécalas un poco con papel de cocina. Si las echamos a freír húmedas, el aceite saltará y nos quemaremos, mucho. Y lo digo por experiencia porque a mi me ha pasado.

Yo he añadido ajo en polvo, pimienta negra, sal, por supuesto, pimentón y un poco de orégano, por los dos lados. HE puesto abundante aceite a calentar en una olla y he esperado a que estuviera muy caliente, mucho, casi humeando pero sin llegar a hacerlo (os daréis cuenta de que ha alcanzado la temperatura idónea porque en el aceite empiezan a salir unas burbujitas). Cuando el aceite está bien caliente, añade las alitas con cuidado, tapa la olla o la sartén con una tapa para evitar que el aceite te salte. Deja que se doren por los dos lados, y saca de la olla. No dejes que se cocinen más de un minuto o todo el proceso que seguimos antes se echará a perder porque tus alitas quedarán demasiado hechas. 

Al sacarlas colócalas sobre papel de cocina absorbente para retirar el exceso de grasa y…ya te las puedes comer. Si tienes una olla de cocción lenta el proceso será bien fácil, si ya tienes que usar una olla convencional, el proceso será más tedioso y es posible que no te apetezca gastar tu valioso tiempo con un proceso tan largo, lo entiendo.

Así que os voy a compartir otra receta de alitas de pollo, normal, sin ningún utensilio especial que a mí personalmente me encanta. Es super fácil de hacer, muy muy rápida y deliciosa. En casa nos vuelve locos y es sin duda, nuestra favorita. Espero que os guste.

Ingredientes: 

  • 1 kg de alitas de pollo
  • 200 g de ketchup
  • 1 cucharada de salsa inglesa perrins (Worcestershire)
  • 50 g de mantequilla
  • Salsa picante (sriracha)

Elaboración:

PASO #1: Limpia las alitas de pollo de las plumas que puedan tener. Luego pon abundante aceite a calentar en una olla y cuando esté bien caliente, echa las alitas. De nuevo, nos interesa que el aceite esté bien caliente pero sin llegar a humear, echa las alitas cuando empiecen a salir burbujitas en el aceite. Deja que se doren por ambos lados pero tampoco te pases de tiempo o te quedarán secas.

PASO #2: Cuando estén hechas, colócalas en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de rgasa.

PASO #3: Pon la mantequilla en un cazo y deja que se derrita a fuego medio. Cuando ya se haya derretida añade el ketchup, la salsa inglesa y salsa picante al gusto. Remueve bien, deja que se cocine un par de minutitos. Ahora añade las alitas fritas y deja que se cocine todo junto para que se mezclen bien los sabores. Listo.

Espero que probéis estas recetas y que me contéis qué tal os han salido. 

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario