Bien Rico

El Truco Del Almidón Para Un Arroz Suelto El Truco Del Almidón Para Un Arroz Suelto

Conseguir que el arroz quede sueltito y en su punto no es tan sencillo como podría parecer. De hecho, muchos cocineros experimentados dicen que lo más complicado de cocinar es el arroz. Por eso he decidido compartir con vosotros cómo hago yo un arroz básico de guarnición o base de cualquier receta. A mi me queda siempre sueltito y en su punto, ni granos duros ni granos pasados, en su punto. Presta atención porque si sigues la receta al pie de la letra, tú también conseguirás un arroz perfecto.

PASO #1: Lava el arroz. Coloca el arroz en un cuenco y añade abundante agua. Remueve bien con tus manos hasta que el agua se ponga turbia.  En ese momento retira el agua,  pon agua limpia y vuelve a remover con tus manos hasta que el agua se vuelva a poner turbia y de nuevo repite el proceso tantas veces como sea necesario hasta que el agua salga limpia.

PASO #2 Retira ahora el agua limpia, pon el arroz en una cazuela y añade el doble de agua que de arroz.  En caso de querer condimentar tú arroz,  añade ahora un poco de aceite y, ajo, cebolla, setas, jamón o lo que quieras echar y deja que se sofría un poco. Después añade el arroz y el doble de cantidad de agua que de arroz.  Yo suelo echar un vaso de arroz y dos vasos de agua y añado también sal. Deja que hierva a fuego fuerte hasta que se evapore el agua.

PASO #3:  Cuando el agua se haya evaporado, tapa ña cazuela y baja la temperatura al mínimo y deja que se cocine 5 minutos más.  Transcurridos los 5 minutos, prueba el grano. Si todavía está duro,  tapa de nuevo y déjalo 5 minutos más. En caso contrario, retira del fuego.  El arroz nunca debe quedar duro o al dente en ese caso, podría llegar a ser indigesto, debe quedar perfectamente cocido.

Y ya nuestro arroz está listo para acompañar cualquier plato principal.

 En el caso del arroz basmati la elaboración es ligeramente diferente.  En este caso también lavamos el arroz igual que hicimos antes.  Y una vez que nuestro arroz esté completamente lavado, lo vamos a dejar en remojo con agua limpia durante 10 minutos ya que es un arroz tarda un poquito más en cocerse y con este remojo conseguiremos que se cueza antes.

Cuando ya esté limpia, colócala en un cuenco, cúbrela con agua y deja que repose 10 minutos aproximadamente. 

Transcurridos los 10 minutos de reposo, retira el agua y coloca el arroz en una olla. Cubre con un dedo de agua y cocina a fuego fuerte hasta que se evapore.  Añade también sal.

Cuando el agua ya se haya evaporado, haremos lo mismo que hicimos con el anterior arroz, es decir, bajaremos el fuego al mínimo. Para que os hagáis una idea, mis fogones van del 0-9 y yo lo pongo al uno. Tapamos la olla y dejamos que se cocine 5 minutos más.  Transcurridos los 5 minutos, probamos el grano y si ya está listo lo retiramos del fuego y si por el contrario está duro, volvemos a tapar y dejamos que se cocine un poquito más.

 A este tipo de arroz yo suelo añadirle especias y lo que hago es colocar un poco de comino,  semillas de mostaza y anís estrellado en un wok y lo salteo un poquitito sin aceite . Luego añado el arroz, remuevo bien y retiro del fuego.  Este tipo de arroz lo suelo utilizar como acompañamiento de un pollo al curry indio, os dejo el enlace a esta receta en el cajetín de la descripción, aquí abajo.

Y ahora os voy a mostrar una receta de arroz,  concretamente un risotto.  En realidad es una receta en la que el arroz no queda suelto pero os dejaré también un enlace a una receta de un arroz suelto con verduras aquí abajo, en el cajetín de la descripción.

Ingredientes:

  • 400 g de arroz
  • 250 g de setas
  • Cecina o jamón al gusto
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 100 g de queso crema
  • Un chorrito de vino blanco
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Aceite
  • Sal

Elaboración:

PASO #1: Pela la cebolla y pícala en trocitos pequeñitos, reserva.  Pela también el ajo y pícalo.  Pon un chorrito de aceite en una sartén bastante amplia y coloca la cebolla y el ajo.  Cocina a fuego medio-alto para que se pochen y añade un poco de sal.  Cuando la cebolla y el ajo estén listos, añade las setas y deja que se cocine todo junto un par de minutos más.

PASO #2:  Añade ahora el arroz, en este caso no la vamos a lavar puesto que necesitamos el almidón del arroz para que quede bien cremoso.   Remueve bien. Añade el vino blanco y deja que se cocine todo junto un par de minutos más para que se evapore el alcohol.

PASO #3:   Añade ahora el caldo de pollo y remueve de nuevo.  Lo normal cuando hacemos el arroz es no removerlo para  evitar que suelte el almidón y que no nos quede un arroz apelmazado pero en este caso nos interesa, porque al liberar el almidón nuestra salsita quedará más cremosa y por lo tanto nuestro risotto también, así que removemos ligeramente.

PASO #4:  Deja que se siga cocinando hasta que se evapore gran parte  del líquido. Si ves que se queda demasiado seca y que no da tiempo a que el arroz se cocine, añade un poquito de agua o de caldo de pollo.  Cuando el arroz ya esté completamente cocinado, añade el queso crema y remueve bien hasta que se integre por completo.

PASO #5:  Finalmente, añade la cecina bien picadita o jamón si lo prefieres, remueve y retira del fuego.  Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes añadir un poco de ajo en polvo y de pimienta negra recién molida.

 Os recuerdo que aquí abajo en el cajetín de la descripción os dejo el enlace a una receta de arroz frito con verduras que queda súper rico y que es muy fácil de hacer.  También os he dejado la receta del pollo al curry para acompañar con el arroz basmati que hemos cocinado antes.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario