Bien Rico

Esta Receta Te Llena De Energía Para Todo El Día

¿No os ha pasado alguna vez que aunque habéis comido bien, os encontráis como cansados y sin fuerzas a mitad de la tarde? A mi me ha pasa con mucha frecuencia, especialmente en invierno, y eso se debe a que estoy con poca energía, a que los alimentos que he tomado para comer no tenían suficiente aporte como para afrontar el largo día que tengo por delante, pero con esta receta que te traigo hoy aquí nunca me ha pasado, al contrario, con ella me siento llena de energía y capaz de hacer cualquier cosa. Además, es deliciosa, uno de mis platos de pasta favoritos así que te invito a que lo pruebes, te encantará.

Primero vamos con la receta, luego os contaré por qué es tan buena para llenarnos de energía.

Ingredientes:

  • 250 g de macarrones (coditos)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
  • 2 cucharadas de harina
  • 400 ml de leche entera
  • 200 g de queso (gruyere y gouda)
  • Queso parmesano en polvo
  • Nuez moscada al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Sal

Elaboración:

PASO #1: Cuece los macarrones en abundante agua con sal como indica el fabricante (y digo esto porque los tiempos pueden variar de una marca a otra). Lo que sí es importante es que los cuezas un par de minutos menos de lo recomendado puesto que luego los vamos a hornear y se van a seguir cocinando. Cuando ya estén hechos, escúrrelos bien y reserva.

PASO #2: Pon el aceite en una olla antiadherente y deja que se caliente a fuego medio. Cuando ya esté caliente (no dejéis que humee porque eso significa que el aceite se está quemando, añade la harina de un solo golpe, remueve bien y deja que se cocine hasta que empiecen a salir unas burbujas con los bordes blanquecinos, eso nos indica la harina ya se ha cocinado. Pon a precalentar el horno a 180ºC.

PASO #3: Vete añadiendo la leche, que deberá estar fría para que no se formen grumos, poco a poco y sin parar de remover. Utiliza unas varillas manuales, eso te facilitará mucho la tarea de integrarlo todo. Cuando ya hayas incorporado toda la leche, deja que se cocine poco a poco hasta que se espese. No dejes de remover o se pegará, esta salsa se agarra al fondo de la olla con mucha facilidad y coge un sabor bastante desagradable.

PASO #4: Añade el queso rallado y remueve hasta que se derrita y se integre por completo con la bechamel. Cuando ya se haya integrado añade sal al gusto. Añade también nuez moscada al gusto pero no te excedas porque da mucho sabor. Remueve bien y añade los macarrones. Mezcla de nuevo para que queden bien impregnados con la salsa.

PASO #5: Coloca la mezcla en una fuente apta para horno y añade queso rallado al gusto por encima y un poco de queso en polvo. Añade también un poco de pimienta negra recién molida y hornea durante unos 10 minutos aproximadamente o hasta que se dore un poco el queso.

Y listo, nuestro plato lleno de energía ya está hecho. Es uno de mis platos de pasta favoritos y como ves, no tiene gran complicación. Si quieres hacerlo más completo todavía le puedes añadir algo de pollo, bacon o jamón cocido, le dará un toque muy especial de sabor.

Yo creo que todos somos conscientes de que la pasta es una gran fuente de calorías y por lo tanto de energía, pero lo que muchos desconocen es que también nos aporta otras cosas muy buenas para nuestro organismo. Seguro que habéis oído decir en más de una ocasión que la pasta engorda, y esto es cierto, pero solo parcialmente. La pasta, engorda si nos vamos a quedar toda la tarde tirados en el sofá, pero si por el contrario, vamos a estar activos y moviéndonos, lo cierto es que es el alimento ideal puesto que las calorías que tiene la pasta son de absorción rápida. Es decir, no debemos temer engordar por comerla siempre y cuando vayamos a estar activos.

Por otro lado, la pasta deberíamos consumirla al menos una vez a la semana si queremos tener una dieta equilibrada. La pasta no tiene apenas grasas y tampoco tiene colesterol. También es rica en fibra, en minerales como fósforo, magnesio o calcio, entre otros y rica en vitaminas del grupo B. Como ves, un alimento muy completo y saludable.

Lo que sí es importante es que cuando cocinéis la pasta y queráis no solo una buena cantidad de energía si no tener una digestión tranquila, es que la cocinéis al dente puesto que así mantiene mejor sus propiedades. 

Como véis, un gran alimento que todos deberíamos consumir con relativa frecuencia. Ideal para esos días en los que sabemos que tendremos mucho ajetreo. Pero si la receta que te he compartido hoy te parece excesivamente calórica o no te gusta demasiado, tengo otras en el canal también deliciosas y fáciles de hacer.

SPAGUETTI AL AJILLO CON JAMÓN

Esta es una de mis recetas de pasta favoritas por diversas razones. La primera y más importante de todas es que está absolutamente deliciosa, me encanta. La segunda, porque es muy muy fácil de hacer y con ingredientes que todos tenemos en casa y la tercera, porque al igual que ocurre con la receta anterior, me llena de energía que me sirve para afrontar el día con las pilas cargadas, preparada para lo que pueda surgir. No dudes en probarla, estoy segura de que a ti también te va a encantar.

CANELONES DE SOBRAS

Esta es otra receta que me encanta y que además de llenarme de energía me sirve para aprovechar las sobras de pollo del día anterior. Te sorprenderá lo fácil que es de hacer y su delicioso sabor. Te encantará. Insisto, encontrarás el enlace en el cajetín de la descripción.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario