Bien Rico

Este Pastel Es Absolutamente Fantástico. Hago Flan Todo El Tiempo, Pero Nunca En Pastel

Pensaba que el flan casero, el de toda la vida, era inmejorable. Pero como tantas y tantas veces me ha ocurrido en esta vida, no se puede dar nada por sentado y hay que tener la mente abierta porque siempre hay cosas que nos pueden sorprender y hacernos cambiar de parecer. Y eso es lo que me ha pasado con esta receta, porque es una de esas recetas que pruebas con pocas expectativas pero que al probarla es tal la explosión de sabor que…tu mente hace click y cambias de idea al instante. Este flan francés sorprende y mucho y me encanta, espero que a vosotros también os guste mucho.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 1 masa quebrada
  • 190 g de azúcar
  • 400 ml de nata o crema para batir
  • 3 huevos + 1 yema
  • 120 g de maizena
  • Esencia de vainilla

Elaboración:

PASO #1: Bote bien los huevos y reserva. Pon 200 ml de leche en un bol y añade la maizena. Remueve con unas varillas eléctricas, o con unas manuales, hasta que la maizena se haya disuelto por completo y se hayan integrado ambos ingredientes.

PASO #2: Ahora echa el azúcar con el resto de ingredientes y bate de nuevo. Ahora echa la esencia de vainilla y remueve bien de nuevo. Pon a precalentar el horno a 190ºC con calor por arriba y por abajo.

PASO #3: Pon los 800 ml de leche restantes en una olla y añade también la nata o crema para batir. Pon a calentar a fuego medio alto hasta que la mezcla rompa a hervir. En ese momento, baja a fuego medio bajo y añade la mezcla que preparaste anteriormente. Cocina durante 10 minutos sin parar de remover hasta que haya espesado. 

PASO #4: Coloca la masa quebrada junto con el papel que viene en un molde desmontable de unos 22-24 cm de diámetro. Si vas a utilizar una masa quebrada casera, forra el molde con papel especial para hornear. Procura que quede bien ajustado por todos los lados. Cuando ya esté bien colocado, recorta el sobrante que salga por la parte superior y luego, pincha con un tenedor para que no crezca en exceso al hornearse.

PASO #5: Vuelca la mezcla que preparaste antes sobre la masa y procura que la parte superior quede uniforme. Introduce en el horno y cocina a 190ºC durante 45 minutos aproximadamente. Los tiempos pueden variar dependiendo del horno, como ya sabéis no todos calientan por igual. Si ves que antes de los 45 minutos el flan ya se ha cuajado y la parte superior está dorada, sácalo del horno.

PASO #6: Deja que repose hasta que enfríe por completo para comerlo. Si lo dejas de un día para otro los sabores se mezclarán más y estará más rico así que si tienes un poco de paciencia y fuerza de voluntad, espera.

A continuación os voy a mostrar rápidamente otras receta de esas que sorprenden, de las que te esperas poco o nada y que, una vez que las pruebas, te enamoras y queires hacerla todos los días.

PASTEL DE OBLEAS

Este postre es facilísimo de hacer, pero muy muy fácil, se podría decir que es una receta casi falsa porque no tenemos que cocinar estrictamente hablando sino que tenemos que mezclar, así de simple.

Ingredientes: 

  • 10 obleas
  • 160 g de chocolate para fundir
  • Nutella al gusto (o chocolate)
  • 30 g de mantequilla
  • Galletas para decorar (opcional)

Elaboración:

PASO #1: Coloca la nutella en un cuenco y caliéntala unos segundos en el microondas o al baño María para que sea más fácil de untar.

PASO #2: Pon una oblea en un plato y pon una cucharada o dos de nutella encima y extiende tanto como sea posible. No es necesario que quede todo completamente cubierto y tampoco es necesario poner mucha, con un poco será suficiente para que dé bien de sabor. Por otro lado, también podéis utilizar chocolate fondant si lo preferís en lugar de nutella, eso a vuestro gusto.

PASO #3: Pon otra oblea encima y de nuevo extiende nutella al gusto. Puedes usar más obleas si quieres y poner tantas capas como desees. Cuantas más capas, más alta quedará. Concretamente, yo he utilizado 10.

PASO #4: Derrite el chocolate en el microondas o al baño María, como prefieras o como te sea más cómodo. Yo lo he hecho en el microondas en golpes de calor de 30 segundos. Es decir, meto el chocolate en un cuenco en el microondas 30 segundos a máxima potencia, lo saco, remuevo y lo vuelvo a meter otros 30 segundos, tantas veces como sea necesario hasta que el chocolate se haya derretido por completo. No dejes que se cocine más tiempo o se quemará.

Cuando el chocolate ya esté derretido, mézclalo con la mantequilla cortada en trozos, no es necesario que la calientes, con el calor residual se derretirá y se mezclará sin problemas.

PASO #5: Baña el pastel con el chocolate derretido y cuando esté bien cubierto, refrigéralo al menos 4 horas. Y si puedes, déjalo de un día para otro, así las capas quedarán mejor diferenciadas y la presentación será incluso mejor.

Finalmente, decóralo con galleta picada, con unos lacasitos, unos m&m’s o con lo que quieras, o también puedes dejarlo así.

Si hacéis alguna de estas dos recetas y queréis compartir las fotos del resultado conmigo no dudéis en hacerlo a través de instagram. Encontraréis el enlace a mi perfil en el cajetín de la descripción, aquí abajo.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario