Bien Rico

Lava Los Trapos De La Cocina De Manera Correcta Y Disfruta Del Nuevo Aroma

¿No os pasa con algunas bayetas que por mucho que las laváis no se les quita el mal olor? ¿O que…enseguida cogen mal olor de nuevo? A mi me pasa, especialmente con las de microfibra, y lo cierto es que son mis bayetas favoritas porque creo que son las que más líquido absorben y las que mejor limpian, pero hace poco, vi este truco en internet y por fin, me he librado del problema, ahora mis bayetas siempre huelen bien y quedan bien limpitas. No os preocupéis, es un truco bien sencillo, prestad atención.

Seguro que algunos habéis pensado…¡¡Pues vaya complicación!! A la lavadora y punto. Y sí, es cierto, cuando los lavas en la lavadora quedan como nuevos y con buen aroma, pero lo cierto es que con este lavado el buen olor no dura mucho y al poco de usarlos ya empiezan a apestar, especialmente si los dejamos arrugados y no los tendemos después de cada uso. Por otro lado, ¿no os ha ocurrido alguna vez que cuando laváis los trapos sucios con otras prendas éstas toman ese olor desagradable también? A mí por lo menos me ocurre. También es cierto que soy especialmente sensible a los olores y que hay algunos que me molestan especialmente, así que es posible que solo lo aprecie yo.

Lo que sí está claro es que normalmente, donde hay humedad aparecen bacterias y son ellas las que dan el mal olor a nuestras bayetas así que lo ideal es limpiarlos bien y a ser posible, desinfectarlos y esta es una excelente solución para lograrlo. Con este remedio que os traigo hoy aquí vuestras bayetas quedarán limpias y con un olor muy agradable que durará mucho más tiempo que lavándolos en la lavadora. Presta atención al procedimiento:

Ingredientes:

  • Paños sucios
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 tapa de detergente convencional, a ser posible líquido
  • 1 ½ de agua 
  • 4 cucharadas de vinagre (blanco, de sidra de manzana o de limpieza)

Procedimiento:

PASO #1: Coloca el agua en una olla y ponla a hervir. Cuando ya haya alcanzado el punto de ebullición retira.

PASO #2:  Mientras el agua se calienta, coloca los trapos sucios en una olla grande. No podéis hacer esto en un barreño de plástico puesto que luego le vamos a añadir agua hirviendo. En cuenco mezcla el detergente, que deberá ser líquido a ser posible. Lo podéis hacer con detergente en polvo pero lo cierto es que no se mezcla tan bien con el resto de ingredientes como el detergente líquido. 

PASO #3: Añade ahora el bicarbonato y el vinagre. Empezará a salir espuma, no os preocupéis, es normal, es una reacción química que se produce al mezclar estos dos ingredientes. Remueve bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Quedará como una especie de espuma blanca bastante consistente, que dicho sea de paso, me encanta porque huele genial y tiene una textura muy agradable, me puedo pasar horas mirando para ella. Dicha esta tontería, vamos al siguiente paso.

PASO #4: Ahora vierte la mezcla que acabas de preparar en la olla sobre los trapos sucios. A continuación y mientras el agua todavía está bien caliente, no dejéis que se enfríe, verted el agua hirviendo. Los trapos empezarán a flotar así que os recomiendo que uséis una cuchara para que queden bien sumergidos y cubiertos. 

PASO #5: Ahora deja que repose bien durante 3 horas en esa agua. De vez en cuando, cada hora aproximadamente, remueve un poco. Los trapos volverán a flotar y es posible que queden partes sin sumergirse en la mezcla así que por lo menos intentaremos que todas las partes se vayan sumergiendo, aunque sea por episodios.

PASO #6: Transcurridas las 3 horas, ya podéis aclarar los trapos. Los trapos quedan muy impregnados con la mezcla y tienen un tacto como resbaladizos, acláralos tantas veces como sea necesario hasta que dejen de tener ese tacto y hasta que al retorcerlos no salga el agua turbia. Es importante que queden muy muy bien aclarados para que no queden manchas del detergente.

PASO #7: Finalmente, tiéndelos al sol hasta que estén completamente secos. Luego ya podrás guardarlos. Es una pena que no se puedan transmitir los olores pero…lo huelo desde aquí. Un aroma super agradable, a mi me encanta este remedio, no dudéis en probarlo.

Pero por otro lado, es importante que tengáis en cuenta que este remedio es efectivo principalmente para eliminar los malos olores y manchas normales pero no manchas difíciles, en ese caso, este remedio no sirve y os voy a contar lo que hago yo cuando ya las manchas están muy integradas con el tejido o cuando son manchas de grasa, directamente. En ese caso, no me complico en exceso y me voy a los remedios tradicionales, los de toda la vida. Y en mi caso, lo que mejor me funciona es colocar esos trapos en un barreño, añadir agua hasta que queden bien cubiertos y añadir un buen chorrazo de lejía. Luego los dejo reposar al menos 12 horas, aunque tampoco mucho más. Luego los enjuago bien y los dejo secar. Finalmente, hago el remedio para eliminar el olor y listos para usar. La lejía hace que queden impecables, sin rastro de manchas y por otro lado, quedan bien desinfectados. Pero aunque queden bien desinfectados, prefiero usar el truco del buen aroma porque al igual que ocurre cuando los lavamos en la lavadora, no dura tanto el buen aroma como con este remedio.

Si os interesa ver más trucos de limpieza no dudéis en hacérmelo saber abajo en los comentarios. Trabajé una larga temporada limpiando en geriátricos y colegios así que conozco una buena cantidad de trucos para la limpieza general de la casa. Todos ellos , muy efectivos. Insisto, si estáis interesados en ver vídeos de este tipo, decídmelo. Espero que este trucos os sirva de gran ayuda.

Mira cómo hacerlo paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario