Bien Rico

Mejores Que Las Papas Fritas! El Secreto De La Pasta Crackers

Hoy te enseño a hacer un aperitivo para tus fiestas super sorprendente y muy sencillo. No dudes en hacerlo porque además lo puedes personalizar tanto como quieras. Te encantará.

Ingredientes:

  • 100 g de macarrones
  • 3 cucharadas de harina de trigo común de todo uso
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de perejil seco
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • ½ cucharaditas de comino molido
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración:

PASO #1: Cuece la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante, no dejes que quede demasiado blanda. Tiene que quedar preferiblemente al dente para que el resultado sea mejor. Cuando el agua hierva, añade sal al gusto y echa la pasta.

PASO #2: Cuando la pasta ya esté cocida, retira el agua de la cocción y deja que escurra bien. Cuando ya haya escurrido, coloca la pasta en un cuenco y añade la harina. Remueve bien hasta que la pasta quede completamente impregnada.

PASO #3: Coloca abundante aceite a calentar en una sartén u olla a fuego medio-alto. Cuando el aceite ya esté bien caliente, echa la pasta y deja que se fría hasta que esté bien doradita y crujiente.

PASO #4: Mientras se fríe la pasta, coloca en un cuenco el pimentón, el ajo en polvo, el perejil seco, la cebolla en polvo, el comino, la pimienta y la sal. Remueve bien.

PASO #5: Cuando la pasta ya esté lista, un par de minutos, colócala en un plato sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa. Rápidamente, mientras todavía está caliente, añade la mezcla de especias y remueve bien. Listo.

De todos modos, os dejo a continuación otras dos recetas para que completéis los aperitivos para que cuando nos podamos reunir con nuestros amigos, celebremos fiestas por todo lo alto.

Ingredientes:

  • Patatas al gusto
  • Aceite para freír
  • Sal

Elaboración:

PASO #1: Pela las patatas y córtalas en rodajas muy finas, a ser posible con ayuda de una mandolina o de un  procesador de alimentos. Sea lo que sea lo que uses para cortarlas es indispensable que quedan súper finas.

PASO #2:  Pon las patatas en un cuenco con abundante agua y lávalas hasta que deje de salir turbia es decir, coloca las patatas añade agua, remueve bien hasta que se enturbie, retira el agua, pon agua limpia, remueve de nuevo, espera a que se ponga turbia el agua, retira y así tantas veces como sea necesario hasta que el agua salga completamente transparente.  Finalmente deja que reposen de nuevo con agua y un chorro generoso de vinagre durante 30 minutos, así poco a poco irán expulsando el almidón y luego quedarán más crujientes.

PASO #3:  Pon abundante aceite a calentar en una sartén u olla, yo recomiendo que lo hagáis en una olla porque es más profunda y así lograremos más o menos efecto freidora y para que queden bien crujientes es mucho más práctico, luego veremos porqué.  Deja que el aceite se caliente a 170ºC. Comprueba la temperatura con un termómetro de cocina si tienes y si no, introduciendo un palillo de madera. Si se forman burbujas de aceite alrededor del palillo significa que ya está lista.

PASO #4:  Escurre bien las patatas y retira el exceso de agua con un poquito de papel absorbente.  Luego echa las patatas en pequeñas tandas, porque es importante que bailen dentro del aceite, que se muevan para que se frían de manera uniforme y queden súper crujientes.  Además, es importante que no paremos de moverlas en ningún momento, poco a poco se irán tostando y poniendo crujientes.  Si ves que no acaban de ponerse crujientes, sácalas con un colador y luego vuelve a introducirlas.

PASO #5:  Cuando las patatas ya estén listas, retíralas del aceite con una espumadera. Coloca las patatas sobre papel absorbente y rápidamente cambialas a un plato o fuente porque si las dejas demasiado tiempo sobre el papel absorbente, se pondrán blandas. Finalmente añade sal al gusto y listo.

Ingredientes:

  • 250 ml de agua
  • 170 g de azúcar
  • 80 g de gelatina del sabor que quieras
  • 12 láminas de gelatina neutra
  • Aceite vegetal para engrasar los moldes

Elaboración:

PASO #1:  Lo primero que tenemos que hacer es sumergir las láminas de gelatina en agua para que se hidraten y dejar que reposen ahí 5 minutos.

PASO #2:   Coloca el agua en un cazo y luego añade el azúcar.  Calienta a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva por completo y remueve con frecuencia a ser posible con una cuchara de madera.

PASO #3: Cuando el agua hierva, añade la gelatina de sabor y remueve bien hasta que quede completamente disuelta.  Baja la potencia del fuego y deja que vuelva a  hervir. Notarás que se ha espesado, no te preocupes, es normal.  En ese momento, retira del fuego y reserva.

PASO #4:  engrasar unos moldes para hacer hielos con un poco de aceite vegetal suave o puedes utilizar otros moldes que tú prefieras, depende del tamaño que quieras que salgan tus gominolas.  Vierte la mezcla encima y deja que repose 12 horas dentro del frigorífico.

PASO #5:  Transcurridas las 12 horas, saca la gelatina de los moldes y rebozada con un poco de azúcar aunque si quieres, puedes omitir este paso para que las gelatinas sean más ligeras. Y listo, super deliciosas súper tiernas y muy fáciles, como habéis visto.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario