Bien Rico

Pensaba Que Sabía Hacer Las Chuletas Perfectas Hasta Que Descubrí Esta Receta

Las chuletas de cerdo de aguja son sin duda mis filetes favoritos del mundo mundial, soy como Homer, me podría alimentar a base de ellas. Pero bueno, intento no consumirlas con mucha frecuencia porque no son precisamente un alimento sano y ligero, más bien todo lo contrario. Pero hoy te traigo una receta para que hagas en días especiales, en días en los que hay que celebrar pero en los que tienes poco tiempo para cocinar. Espero que te guste esta receta tanto como a mi.

Ingredientes:

  • 6 chuletas de cerdo (de aguja)
  • 4 naranjas
  • 1 chorrito de salsa de soja
  • 1 cucharada de miel
  • Romero al gusto
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Aceite de oliva

Elaboración:

PASO #1: Pon un hilito de aceite en una sartén y caliente a fuego fuerte. Cuando ya esté bien caliente, echa las chuletas y deja que se doren por ambos lados, para sellarlas y que luego queden jugositas por dentro.

PASO #2: Exprime las naranjas para hacer el zumo y reserva. Procura que las naranjas estén bien dulces y poco ácidas porque podría arruinar el sabor final del plato.

PASO #3: Retira las chuletas de la sartén pero deja el jugo que han soltado. Calienta la sartén con el jugo a fuego medio-bajo y añade el jugo de naranja. Deja que se cocine a fuego medio durante unos 10 minutos aproximadamente para que el zumo se reduzca y el sabor quede más concentrado.

PASO #4:  Añade ahora la miel y remueve bien hasta que todos los ingredientes se integren. La miel cuesta un poco así que necesitarás paciencia. Cuando ya la salsa esté bien integrada, añade las chuletas y deja que se cocinen 3-4 minutos más para que se mezclen bien los sabores.

A mi me gusta acompañar este plato con un puré de patata especial, en concreto, la receta de Joel Robouchon, que está buenísima. Os dejo el enlace a esta receta paso a paso en el cajetín de la descripción.

Pero si esta receta no os acaba de gustar y queréis tener una segunda opción, os comparto ahora otra receta muy sencillita y sabrosa que probé hace poco tiempo y que en casa nos ha encantado, por su sabor, por lo fácil que es y por lo rápida.

Ingredientes: 

  • 2 chuletas de cerdo
  • 125 ml de leche
  • 70 g de harina
  • 1 huevo
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ½ cucharadita de cebolla en polvo
  • ½ cucharadita de pimienta negra
  • Aceite para freír
  • Sal

Elaboración:

PASO #1: Lava bien las chuletas y luego retira la humedad con un poco de papel de cocina para que el rezado no se humedezca y quede bien crujiente. Luego, con ayuda de un espalmador o de un rodillo de cocina, golpea las chuletas de cerdo hasta que queden bien finitas. Así quedarán más tiernas.

PASO #2: Pon el huevo en un cuenco amplio o en un plato y bátelo bien. Añade la leche y remueve de nuevo hasta que ambos ingredientes estén completamente integrados.

PASO #3: En otro cuenco también amplio coloca la harina y añade el ajo en polvo, la cebolla en polvo y también la pimienta negra. Remueve para que se mezclen los condimentos.

PASO #4: Echa sal a las chuletas por ambos lados y luego pásalas por la mezcla de harina y condimentos. Sacude el exceso de harina y pásalas ahora por el huevo batido y de nuevo, pásalas de nuevo por la mezcla d harina y especias. De nuevo sacude para eliminar el exceso de harina.

PASO #5: Pon aceite a fuego medio-alto a calentar. Para que os hagáis una idea mis fogones van del 0-9 y yo lo he puesto al 7. Cuando el aceite ya esté bien caliente, echa las chuletas y deja que se cocinen bien por ambos lados, hasta que estén doraditas y crujientes.

PASO #6: Cuando las chuletas ya estén hechas, retíralas de la sartén y colócalas sobre papel absorbente de cocina para retirar el exceso de grasa. êrp no las dejes demasiado tiempo o el rebozado se ablandará.

Y listas, mirad qué pinta tienen. Si queréis podéis acompañar este plato con unas patatas a lo pobre. A mi personalmente, me parece una combinación estupenda porque desde mi punto de vista, la combinación de las patatas, los pimientos y la chuleta es sabrosísima.

Pero al igual que hicimos con la receta anterior también las podemos acompañar con el puré de patata de Joel Robouchon. Os dejo los enlaces a estas recetas aquí abajo, en el cajetín de la descripción. Y os dejo también el enlace a otras recetas que me parecen interesantes como guarnición de estas.

Os dejo también las patatas esborrigadas, que además de deliciosas, visten la mesa una barbaridad. En casa nos alucinan y son facilísimas de hacer. Y otras patatas asadas que también me encantan para acompañar platos principales como son estas patatas asadas al estilo inglés. No podrían ser más cremosas ni más crujientes y tampoco podrían ser más fáciles. Escoge la que más te guste y si haces alguna de ellas y quieres compartir tus fotos conmigo lo puedes hacer a través de instagram, tenéis mi usuario aquí abajo.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario