Bien Rico

Puedes Considerarla Tu Mascota, Solo Tendrás Que Cuidarla Con Mimo Y Hornear

Hacer pan en casa es un placer, por lo menos a mi me encanta. Pero todavía me resulta más placentero hacerlo a la manera tradicional, como se hacía antiguamente, sin levaduras químicas, con levadura natural o mejor dicho, con masa madre y es lo que vamos a hacer hoy aquí, verás qué sencillo es. 

Ingredientes:

  • 50 g de harina integral
  • 50 g de agua mineral o reposada
  • ½ cucharadita de azúcar

DÍA 1

Coloca la harina integral, el agua mineral o reposada y el azúcar en un tarro, a ser posible alto porque nuestra masa irá creciendo día a día. Tápalo con un plato pero no lo enrosques, no nos interesa que quede cerrado herméticamente. Guarda la mezcla en un lugar templado entre los 25-30 ºC. Si hace demasiado frío o demasiado calor nuestra mezcla no fermentará bien y se estropeará.

DÍA 2

Echa un vistazo a la masa u comprueba que no huela mal. Si la masa despide un olor fétido quiere decir que no ha fermentado correctamente y en ese caso tendremos que tirarla. Deja tapado como ayer 24 horas más en un lugar entre 25-30ºC

DÍA 3

Ahora la masa empezará a oler parecido a la masa fresca de panadero que podemos adquirir en los supermercados, eso queire decir que nuestra masa madre va por buen camino, que lo estamos haciendo bien. Si tiene un olor fétido se habrá estropeado y tendremos que desecharla. Ahora haremos un refresco, es decir, añadiremos más cantidad de harina y agua para que la mezcla n0 quede ácida y nos estropee el resultado de nuestro pan casero. Añade 25 g de harina integral y 25 g de agua (mineral o reposada). Remueve bien y tapa de nuevo con un platito.

DÍA 4

Comprobareis que la masa tiene como una especie de burbujas o huequitos y que ha crecido un poco, perfecto, ya está casi lista. Pero tendremo que hacer otro refresco. Añadiremos de nuevo 25 g de harina integral y 25 g de agua, removemos y dejaremos reposar finalmente 24 horas más.

Si el recipiente que has usado es pequeño tendréis que retirar 50 g de la mezcla antes de hacer el refresco para evitar que la masa se salga del recipiente después del reposo. deja reposar a 25-301C 24 horas más.

DÍA 5

Comprobarás que tu masa ha crecido. Ya está lista. Utilízala con tu receta de pan habitual y utiliza 120 g de masa madre por cada 500 g de harina que lleve la receta que vas a utilizar. Si te sobra masa madre puedes añadir 25 g de harina integral y 25 g de agua, removemos y guardamos tapado esta vez con una tapa de rosca o con cualquier utensilio que nos permita cerrar herméticamente y lo podremos volver a utilizar. Si vas a tardar en utilizarla haz un refresco (añadir 25 g de harina y 25 g de agua una vez a la semana).

Yo he utilizado la masa madre con mi receta habitual de pan que podéis encontrar en mi canal. Os dejo el enlace en el cajetín de la descripción.

Ahora, simplemente podéis usar esta receta con vuestra receta de pan habitual, tan solo tendréis que usar 120 g de masa madre por cada 500 g de harina, y listo. De todos modos, os enseño cómo lo he hecho yo, usando la receta de pan que está subida en el canal, la que hago siempre, he aprovechado que sale bastante masa para hacer una barra de pan finita y crujiente y una pequeña hogaza de pan pero podéis darle la forma que queráis.

Ingredientes:

  • 120 g de masa madre
  • 500 g de harina
  • 300 ml de agua
  • 10 g de sal

Elaboración:

PASO #1: Pon la harina y la masa madre en un cuenco y mézclalos bien, tendrás que amasar por lo menos durante 15 minutos para que poco a poco la masa se vaya haciendo más elástica, lo notarás porque de pronto la masa comenzará a ponerse más blandita y manejable. Cuando ya la hayas amasado, colócala en un cuenco, tápala con un paño limpio de los que no sueltan pelusa y deja que repose durante un par de horas hasta que leve.

PASO #2: Prepara una superficie limpia y enharínala y amasa el pan para liberarlo de los gases que se han ido formando en su interior durante la fermentación. Vuelve a formar una bola de nuEvo, tápala con un paño limpio y deja que repose 15 minutos esta vez.

PASO #3:  Transcurrido el reposo, amasa de nuevo y luego deja que repose durante 1 hora. Precalienta el horno a 230ºC con calor por arriba y por abajo. Da la forma al pan, la forma que tú quieras, como ya te dije antes, yo he decidido hacer una barra de pan muy fina y crujiente y una hogaza pequeña y haz unos cortes.

PASO #4: Forra la bandeja del horno con papel especial para hornear, coloca las masas encima y hornea 20 minutos a 230ºC. Transcurridos los 20 minutos, baja la temperatura a 200ºC y hornea 30 minutos más. Cuando haya pasado el tiempo, golpea el pan por la parte inferior para comprobar que ya está hecho, debe sonar a hueco. 

Mira las recetas en vídeo aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario