Bien Rico

RECETA SIN HORNO Bizcocho De Chocolate Alto y Esponjoso

Hoy vamos a hacer un bizcocho de chocolate absolutamente delicioso, muy jugoso por dentro y sobre todo, esponjoso, gracias a un truco muy sencillo que haremos con agua.  No perdáis detalle porque estoy segura de que os va a encantar.

Ingredientes:

  • 180 g de harina de trigo
  • 180 ml de leche
  • 180 ml de agua caliente
  • 2 huevos grandes 
  • 300 g de azúcar
  • 75 g de cacao en polvo (sin azúcar)
  • 6 g de bicarbonato de sodio
  • 4 g de levadura en polvo
  • 4 g de sal fina
  • 10 g de zumo de limón
  • 16 g de aceite de girasol
  • Mantequilla para engrasar el molde
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Cacao para espolvorear el molde

Procura tener todos los ingredientes a temperatura ambiente antes de cocinar el bizcocho, así el resultado final será aún mejor.

Elaboración:

PASO #1: Pon a precalentar la freidora de aire a 160ºC.  Para preparar este bizcocho, lo primero que tenemos que hacer es una buttermilk casera aunque también podéis utilizar una de compra si lo preferís.  Este tipo de elaboración nos ayudará a que el bizcocho quede mucho más esponjoso y jugoso que si lo hiciéramos a la manera convencional.  Coloca la leche en un vaso y añade el zumo de limón, remueve y deja que repose así durante cinco o diez minutos.  Transcurridos los cinco o diez minutos, nuestra leche tendrá el aspecto de cortada pero no os preocupéis porque es precisamente esto lo que necesitamos para que nuestro bizcocho quede perfecto.  Reserva.

PASO #2:  Prepara un molde que encaje bien en vuestra freidora de aire.  Yo he utilizado uno de cristal que he comprado específico para utilizar con la freidora de aire. Luego ensgrásalo con aceite en spray.  Hecho esto, espolvorea un poco de cacao por encima y espárcelo bien.  Hacemos todo esto para que nuestro bizcocho no se quede pegado al molde.

PASO #3:  Pon la harina tamizada en un cuenco y tamiza encima el cacao.  Tamiza también el azúcar,  la levadura  o polvos para hornear que es lo mismo, y el bicarbonato de sodio.  Luego remueve bien hasta que todos los ingredientes queden bien integrados,  no te preocupes porque no te llevará demasiado tiempo.

PASO #4: Añade ahora la buttermilk que preparaste antes mezclando el jugo de limón con la leche y añade también los huevos, el aceite de girasol, la esencia de vainilla y el agua caliente pero no  hirviendo.  Este es el truco más importante si queremos que nuestro bizcocho nos quede muy jugoso,  de hecho se podría decir que queda un poquito húmedo aunque no crudo, no os preocupéis.  Ahora remueve todos los ingredientes haciendo movimientos envolventes para que entre aire a la masa y así quede el bizcocho todavía más esponjoso y todavía más jugoso.

PASO #5:  Vierte esta mezcla que acabas de preparar sobre el molde que tenías reservado.   Introdúcelo en la freidora y cocina a 160ºC durante al menos 45 minutos.   Si ves que en algún momento vuestro bizcocho se empieza a quemar por la parte superior, podéis taparlo con un poquito de papel de aluminio.  Transcurridos 40 minutos de cocinado, pínchalo con un palillo para comprobar si ya está prácticamente hecho.  Si el palillo sale sucio y con restos de la mezcla, significa que lo tendremos que cocinar por más tiempo así que añade 5 minutos más al temporizador y si por el contrario el palillo sale limpio, significa que nuestro bizcocho ya está hecho y que por lo tanto lo podremos sacar de la freidora.

Y mira cómo queda.  Sí que es cierto que el aspecto queda mucho más bonito en un horno pero el sabor es exactamente igual, así como la textura.  Sí que es cierto que parece que mi bizcocho está quemado pero ahora cuando lo abra os daréis cuenta de que no es así sino que es el color que le da el cacao en polvo que yo utilizo. Por cierto me gustaría comentar algo al respecto. 

Si no tenéis freidora de aire y queréis saber cómo se hace en el horno a la manera convencional os indico simplemente unas ligeras variaciones.  La mezcla es exactamente igual, no varía en nada. Simplemente, cambian los tiempos de horneado, las temperaturas y el tipo de molde que utilizo.  Si lo hago en el horno, suelo utilizar un molde desmontable de 22 cm de diámetro y lo engraso bien o lo forro con papel especial para hornear y lo engraso dependiendo del molde que vaya a utilizar.  Luego precaliento el horno a 180ºC con calor por arriba y por abajo y sin ventilador y lo cocino a media altura durante 40 o 50 minutos.

A los 40 minutos lo pincho con un palillo largo para comprobar si ya está hecho o no, exactamente igual que hicimos antes con la freidora de aire.  Una vez que ya esté listo, lo saco del horno y lo dejo enfriar sobre una rejilla antes de comerlo.

Si veis que el bizcocho crece demasiado por el centro y no por los laterales significa que tenéis la temperatura del horno demasiado alta y que debe regularla.  Desafortunadamente, cada horno cocina de una manera y solamente podemos aprender cuál es la temperatura correcta a base de ensayo y error. 

Mira el paso a paso aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=f23JSkqKU2g

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS