Bien Rico

¿Será Cierto? Los Italianos Dicen Que Este Es El Bizcocho Más Esponjoso ¡Del Mundo!

Esta receta de bizcocho de chocolate es la que yo siempre hago en casa. Suelo alternar, una semana de chocolate y otra semana normal. Te voy a compartir hoy aquí mis dos recetas, empiezo por la de chocolate, porque es mi favorita, y luego te comparto la otra, que también está buenísima, ojo, pero es que yo tengo una especial atracción por el chocolate. Vamos con las recetas, veréis qué fáciles y qué ricas.

Ingredientes:

  • 180 g de harina de trigo
  • 180 ml de leche
  • 180 ml de agua caliente
  • 2 huevos grandes 
  • 300 g de azúcar
  • 75 g de cacao en polvo (sin azúcar)
  • 6 g de bicarbonato de sodio
  • 4 g de levadura en polvo
  • 4 g de sal fina
  • 10 g de zumo de limón
  • 16 g de aceite de girasol
  • Mantequilla para engrasar el molde
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Cacao para espolvorear el molde

Procura tener todos los ingredientes a temperatura ambiente antes de cocinar el bizcocho, así el resultado final será aún mejor.

Elaboración:

PASO #1: Pon a precalentar el horno a 180ºC con calor por arriba y por abajo y sin ventilador. Lo primero que vamos a hacer es preparar un buttermilk casera, eso nos ayudará a que el bizcocho quede más esponjoso. Mezcla la leche con el jugo de limón, remueve y deja que repose durante 5 o 10 minutos. Transcurridos los 15 minutos la leche tendrá el aspecto de estar cortada, no te preocupes, es así como debe estar.

PASO #2: Prepara un molde desmontable apto para horno de unos 22-24 cm de diámetro y fórralo con papel especial para hornear, tanto el fondo como las paredes. Ahora engrasa y espolvorea cacao. Esto lo hacemos para evitar que el bizcocho se quede pegado.

PASO #3: Tamiza la harina y el cacao en un cuenco. Tamiza también la sal, la levadura en polvo, el azúcar y el bicarbonato de sodio y remueve bien para que todos los ingredientes queden bien integrados.

PASO #4: Añade la buttermilk, la leche que mezclaste con jugo de limón a la mezcla y añade también los huevos, el aceite de girasol, la esencia de vainilla y el agua caliente. Remueve bien hasta que todos los ingredientes queden mezclados por completo. Utilizamos agua caliente porque así el bizcocho queda mucho más jugoso y esponjoso.

PASO #5: Vierte la mezcla sobre el molde que tenías preparado y hornea durante 40-50 minutos a 175ºC a media altura con calor por arriba y por abajo y sin ventilador. Si ves que el bizcocho sube mucho por el centro y no por los laterales, es porque necesita menos temperatura. Cada horno es un mundo y no todos cocinan por igual así que nos va a tocar experimentar varias veces hasta dar con la temperatura adecuada en el nuestro. En mi caso, el día que grabé este vídeo justo estaba estrenando mi nuevo horno, que es más potente que el anterior y me pasó precisamente eso, creció demasiado por el centro. Por desgracia, cuando me di cuenta era demasiado tarde y ya no hubo solución, pero ahora ya sé cómo lo tengo que hacer. De hecho, estas imágenes que son de dos semanas después ya se puede observar cómo el bizcocho subió de manera uniforme, es decir, ya estaba a la temperatura adecuada.

PASO #6: Comprueba que el bizcocho está listo pinchándolo con un palillo, si sale húmedo, quiere decir que el bizcocho necesita hornearse por más tiempo, en caso contrario, sácalo del horno y déjalo enfriar antes de comerlo.

Vamos ahora con el bizcocho normal.

Ingredientes: 

  • 250 g de harina
  • 250 g de azúcar
  • 5 huevos
  • 25 ml de aceite de girasol
  • 50 ml de agua
  • 8 g de levadura tipo royal (polvos para hornear)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • Mantequilla para engrasar

Elaboración:

PASO #1: Prepara un molde desmontable de 22-24 cm de diámetro y fórralo con papel especial para hornear. Si sobra papel, córtalo, aunque no es estrictamente necesario.

PASO #2: Engrasa ahora el molde con mantequilla o con aceite en spray, tanto el fondo del molde como los laterales, así evitaremos que se quede pegado.

PASO #3: Separa las yemas de las claras y ponlas en dos cuencos. Añade una pica de sal a las claras y bátelas con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que se monten parcialmente. En ese momento, añade 125 g de azúcar y sigue batiendo hasta que se acaben de montar por completo. Para comprobar que estén perfectamente montadas inclina el cuenco, si no se mueven del sitio quiere decir que están en su punto y podemos continuar.

PASO #4: Añade el agua a las yemas que tenías reservadas y añade también el aceite, el azúcar restante y la esencia de vainilla. Remueve bien hasta que todos los ingredientes se hayan integrado por completo. Puedes hacerlo con unas varillas eléctricas o con unas manuales, lo que prefieras y te sea más cómodo.

PASO #5: En otro cuenco, mezcla la harina con la levadura y luego tamiza la mezcla sobre las yemas de huevo. Luego remueve bien y reserva. Pon a precalentar el horno a 175ºC con calor por arriba y por abajo.

PASO #6: Ahora, añade las claras montadas poco a poco a la mezcla y remueve haciendo movimientos envolventes para que entre aire en la mezcla y quede bien esponjoso. Vierte la mezcla en el molde, golpea sobre la mesa para extraer las burbujas de aire y hornea 40-50 minutos. Comprueba que está hecho pinchándolo con un palillo. Cuando lo saques del horno deja que enfría antes de desmoldarlo. Y listo.

Ya tenéis dos recetas de bizcocho fabulosas para el desayuno o la merienda. Las dos quedan super buenas pero ya sabéis que si tuviera que escoger, me quedaría con la de chocolate, es un espectáculo.

Si hacéis alguna de estas dos recetas, hacedle una foto y compartirla conmigo a través de instagram. Tenéis el enlace a mi perfil aquí abajo.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario