Bien Rico

Solo Necesitas Agua Hirviendo Para Conseguir Unas Empanadillas Crujientes Y Sin Grasa

¿Nos os pasa que cuando compráis masa de empanadilla ya hecha luego os quedan como grasosas? Me encantan las empanadillas, pero siempre me pasa eso, que me da la sensación de que las masas que vienen ya preparadas absorben aceite en exceso y la sensación que me queda en la boca no me agrada demasiado. Pero hace un par de años probé esta receta con la masa casera y…el resultado es infinitamente mejor. Ya no tengo esas sensación de grasa en la boca y quedan super crujientitas y sabrosas. No dudéis en probarla, os encantará.

Ingredientes:

  • 400 g de harina 
  • 200 ml de agua 
  • 40 ml de aceite
  • 1 pizca de sal

Elaboración:

PASO #1: Pon en un cuenco la harina tamizada y añade sal y aceite. Calienta el agua hasta que hierva y añádela con el resto de los ingredientes. Luego remueve bien con tus manos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados pero tened cuidado porque la masa quema. Si ves que la masa queda demasiado harinosa y que no sois capaces de mezclarla bien, añadid más agua, en este caso, no es necesario hervirla. Pero echádsela poco a poco para que no os paséis de cantidad.

PASO #2: Cuando ya todos los ingredientes estén bien integrados, haz una bola con la masa, ponla en un cuenco y tápala con papel film o con un paño limpio y deja que repose media hora. Esta masa no necesita levado pero con el reposo se integrarán mejor los ingredientes y será más fácil de trabajar luego porque quedará más elástica.

PASO #3: Pon harina sobre una superficie limpia y estira la masa hasta que quede bien finita. Tiene que trasparentarse un poco.

PASO #4: Con ayuda de un aro de cocina, corta la masa en círculos y vete colocándolos en la bandeja del horno que deberá estar forrada con papel especial para hornear. Si no tienes aro de cocina puedes cortar los círculos con un vaso. Hazlo del tamaño que prefieras.

PASO #5: Ahora ya puedes rellenar la mitad de las empanadillas con el relleno que tú prefieras, salado o dulce. Yo esta vez lo he hecho con bacon que he cocinado un minuto en el microondas a máxima potencia y queso cheddar pero otras veces utilizo el relleno de empanada de atún. Os dejo el enlace a la receta completa en el cajetín de la descripción por si preferís utilizar ese relleno. Si queréis, también podéis hacer un relleno dulce con crema pastelera o chocolate, a vuestro gusto.

PASO #6: Dobla las empanadillas por la mitad y ciérralas bien. Primero, presionando los extremos con los dedos y luego aplastándolos con un tenedor. 

PASO #7: Pon abundante aceite a calentar en una sartén u olla y fríe las empanadillas en pequeñas tandas para evitar que el aceite se enfríe y que no se frían correctamente. Cuando ya estén hechas, retíralas a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

También puedes cocinar las empanadillas en el horno. En ese caso, píntalas con un poco de huevo batido . Precalienta el horno a 180ºC con calor por arriba y por abajo. Coloca las empanadillas en la bandeja del horno que deberá estar forrada con papel especial para hornear. Introduce la bandeja a media altura y deja que se cocinen entre 10-15 minutos o hasta que estén doraditas.

Y ya está, una receta riquísima, una masa fabulosa y un resultado espectacular par repetir sin parar.

De todos modos, sigo comprando la masa de empanadillas refrigerada pero ahora la uso con recetas que hago al horno, como son estos canapés de morcilla y pera caramelizada, super fáciles de hacer, rápidos y deliciosos.

Ingredientes:

  • Masa para empanadillas
  • Morcilla
  • Pera
  • Mantequilla
  • Azúcar moreno
  • Aceite

Elaboración:

PASO #1: Pon a precalentar el horno a 200ºC con calor por arroba y por abajo. Engrasar unos moldes para magdalenas rígidos, bien sea de aluminio o silicona. Coloca la masa para empanadillas encima y dóblala para que tome la forma de una cestita. Procura que la masa toque la parte inferior del molde para que luego, cuando lso retiremos se puedan mantener en pie y no se vuelquen.

PASO #2: Hornea unos 10 minutos y sácalos. Deja que se enfríen un poco y retira los moldes. reserva.

PASO #3: Pela las peras y luego córtalas en trocitos de tamaño similar. Coloca la pera ya cortada en una sartén y calienta a fuego medio. Añade un poco de mantequilla cortada en lonchas y espera a que se derrita. Cuando ya se haya derretido, añade un par de cucharadas de azúcar moreno y deja que se cocine hasta que la pera se caramelice y se tueste un poco por la parte exterior y se evapore el líquido que vayan soltando. Cuando eso suceda, reserva. Te llevará unos 10-15 minutos aproximadamente

PASO #4: Retira la tripa de la morcilla y coloca el relleno en una sartén que habrás humedecido antes con agua. Cocina la morcilla durante dos minutos aproximadamente y rellena las canastitas. Coloca un poco de pera caramelizada encima y listo. Un aperitivo sencillísimo y delicioso.

No dudéis en probarlos y en compartir fotos de vuestras recetas a través de instagram.

Mira la receta paso a paso aquí:

VISITA MIS REDES SOCIALES

YOUTUBEhttps://www.youtube.com/channel/UC0b1Weox0l-1vdSiX-KSRqQ

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/bien_rico_sm/

FACEBOOK: https://www.facebook.com/BienRicoOficial/

¡SUSCRÍBETE! ES GRATIS

Añadir comentario